• Publicado por futurvia
  • 0 Comentarios
  • Tiempo de lectura: ~4 min.

Herramientas del Marketing Digital

Siguiendo a los expertos consultados, hemos seleccionado aquellas herramientas del marketing digital que mejor se adaptan a la estrategia de un emprendedor. Bien utilizadas y combinadas, estas herramientas son suficientes para cualquier pequeño y mediano empresario.

Elabora un Boletín Electrónico

En la Red hay herramientas gratuitas que te permiten hacer un boletín con todas las novedades que ofreces y enviarlo por correo electrónico a todos tus contactos. También puedes adquirir bases de datos de e-mails a empresas especializadas. Existen varias maneras de recabar correos: desde tu web a través de la suscripción, con inserciones en páginas especializadas, a través de un blog… El boletín puede ser todo lo elaborado que quieras, puede ser tu página web o simplemente una comunicación de Word con los links (enlaces) correspondientes. Lo que sí debes tener en cuenta en este tipo de marketing es evitar caer en el spam, comunicar de forma clara y enviar un mensaje lo más personalizado posible.

Diseña un blog corporativo

Crear uno es fácil y económico, incluso se puede hacer de forma gratuita. La dificultad está en ofrecer información interesante que atraiga tráfico. Puedes incluir fotos, vídeos, música… Y no tengas miedo a las opiniones negativas que se puedan verter en él sobre tu compañía o tus productos; piensa que es el mejor sitio para dar explicaciones o para rebatir críticas. Además de los comentarios que puedas hacer sobre tu especialidad, un buen blog tiene que incluir informaciones sobre tu sector. Pero eso sí, tiene que estar plenamente actualizado, como mínimo debes cambiarlo tres veces a la semana.

Realiza márketing en buscadores

Es la forma más sencilla y efectiva de darse a conocer. Hoy por hoy, la mayor cantidad de información que se busca en Internet se realiza a través de los buscadores y el 95% a través de Google. Hay dos maneras de cubrir la audiencia en buscadores: el SEO y el SEM.

(1) El Search Engine Optimitation (SEO). Es lo que llamaríamos el posicionamiento natural. Tiene más poder de prescripción que el SEM, porque resulta más creíble, pero tiene una visión más a largo plazo.

Consiste en optimizar al máximo tu página web para que el buscador la traslade a las primeras posiciones de su pantalla a través de las etiquetas indexadas. Para conseguirlo hay que tener en cuenta tres aspectos: el técnico, el semántico y el marketing. “Se trata de que tu página web sea fácil de usar, pero que también resulte atractiva para que al buscador le parezca relevante y se creen muchos enlaces de calidad a tu web”, aconseja Xavier Penat, director internacional del Grupo Netbooster. Esto se consigue desde el primer momento de la creación de la página con la elección de las etiquetas más atractivas para el buscador. Es la fase más básica para conseguir tráfico de los buscadores, ya que genera el 70% del tráfico.

Aquí no pagas por resultados ni por clics, sino por las tarifas de un profesional.

(2) El Search Engine Marketing (SEM). Sería el paso siguiente. Una vez que has generado tráfico a tu página web o, como dice Penat, “que has entendido el canal comercial que es tu web”, es el momento de generar tráfico adicional. Es lo que se llama marketing ad words en Google y search marketing, en Yahoo. Se trata de escoger aquellas palabras clave (y sus combinaciones) más relevantes para tu actividad; a través de un sistema de pujas se establecen las primeras posiciones de los enlaces patrocinados. Si optamos por una palabra generalista, por ejemplo hotel, nos va a costar muchos euros salir en las primeras posiciones, pero si añadimos hotel en Calasparra, la puja bajará a unos céntimos. El SEM genera el 30% del tráfico, lo que ocurre es que es más a corto plazo que el SEO y es un tráfico dirigido: se supone que quien haga clic en tu página es un potencial cliente.

Tiene mucha conversión siempre y cuando esté bien redirigido. Penat, por ejemplo, recomienda que el enlace patrocinado dirija, no a tu página web, sino a una landing page (páginas del producto o pensadas más para la venta). Para hacer un SEM efectivo hay que encontrar las palabras adecuadas, crear unos buenos anuncios textuales, redirigir el tráfico a las landing pages y determinar una estrategia de pujas. “Dependen del sector. Pueden ir desde los 0,20 céntimos hasta varios euros en función de lo reñido que esté. Por eso es necesario conocer el mercado en el que te mueves y ser realistas, porque, si hay grandes operadores digitales, quizás te interese dejar pasar a los grandes, que no son realmente tus competidores, y pujar contra los que tienen tu mismo tamaño”, añade.

Fuente | Emprendedores