Guía de uso de las Cookies y su nueva normativa

El uso de las famosas cookies es algo a lo que estamos acostumbrados quienes pasamos muchas horas en internet, y aunque su uso nos afecta, no todos saben qué son, para qué sirven y cómo va a funcionar la nueva normativa sobre su uso publicada recientemente. Hace tan solo unos días la AEPD y distintas asociaciones de protección de datos, han lanzado una guía sobre el uso de las cookies actualizándola a la nueva normativa europea que fue realizada de forma conjunta por las autoridades de protección de datos y representantes del mundo de la industria digital.

En esta guía se recogen las orientaciones, garantías y obligaciones que se deben aplicar tanto para el uso de las cookies como para el de tecnologías similares y se adaptan a la normativa vigente. Si bien las cookies son ya algo antiguo en el mundo digital, las nuevas leyes sobre la protección de datos han hecho que estas tengan que adaptarse y cumplir con unos requisitos mínimos en los que el consentimiento de los usuarios sea primordial debido a las muchas implicaciones que tienen en su privacidad.

Qué son las cookies y como nos afectan

Las cookies son como unos retazos de las páginas web que visitamos y que se quedan almacenadas en nuestro navegador. Cuando entramos en una página web y aceptamos su uso, las cookies se almacenan en nuestros ordenadores, haciendo que estas nos recuerden, que sepan quienes somos hasta el punto de no tener que estar poniendo usuario y contraseña cada vez que accedemos a ellas. Esto es muy útil en páginas web y redes sociales donde dejamos sesiones abiertas y entramos, tal vez, varias veces al día sin cerrar la sesión al marcharnos.

Estas son las más fáciles de detectar y quizás las más amables, aunque también las hay mucho más intrusivas, llegando al espionaje informático, aunque parezca algo sacado de un relato de ciencia ficción. Las cookies publicitarias van a permitir que cada usuario de internet reciba una publicidad casi personalizada, sesgada según los lugares que ha visitado o los intereses que haya podido mostrar. Así mismo, toda esa información, esas enormes bases de datos, pueden ser utilizadas con fines más “oscuros” para los que, tal vez, las leyes sobre internet todavía no estén preparadas.

Son estas posibilidades las que han motivado la regulación del uso de este elemento informático. En él se recoge la necesidad del consentimiento explícito del usuario que debe ser informado antes de la instalación de las cookies. Esta información ha de ser transparente, concisa, sin frases que puedan dar a equívoco o a malas interpretaciones. Además, el usuario debe tener facilidad para acceder a esa información pormenorizada del uso de las cookies y debe mantenerse en pantalla hasta que este acepte o rechace, mediante una acción concreta, su instalación.

Así mismo deberá tener información clara sobre el uso o cesión de sus datos a terceros o a otros países, la elaboración de su perfil de usuario o las decisiones automatizadas que puedan tener efectos legales o jurídicos para el usuario. Ese consentimiento explicito tendrá una duración máxima de 24 meses y durante todo ese tiempo se guardará la información que haya aportado el usuario sin necesidad de actualización o nuevos consentimientos.

No todas las cookies son regulables desde el punto de vista de la protección de datos. Algunas de ellas son necesarias para poder seguir navegando en la web o para realizar acciones concretas como compras o añadir artículos en los carritos de las tiendas online. Sobre estas cookies técnicas no es necesario ni informar ni obtener un consentimiento explícito ya que sin ellas, directamente, no podríamos acceder a los contenidos web, aunque de todas formas la guía recomienda informar de su existencia a modo de cláusula informativa.

La nueva Guía sobre el uso de las cookies regulará el uso de la publicidad en internet convirtiendo a las cookies en una herramienta informática que desempeñará un papel fundamental en la prestación de servicios e información y dará valor al usuario que podrá conocer el destino final de sus datos al mismo tiempo que podrá beneficiarse de unos mejores y más cómodos servicios online.

Etiquetas