SEO: Ventajas y desventajas

El SEO está de moda, todos hablan de él y de las grandes ventajas que tienen pero… ¿realmente sabemos si lo necesitamos? ¿qué nos aporta? ¿cómo saber con qué empresa contratarlo? ¿son todos iguales? ¿tiene alguna desventaja?


SEO son las abreviaciones de Search Engine Optimization (optimización para los motores de búsqueda o buscadores), es decir, se trata básicamente de optimizar nuestra web para que con unos términos de búsqueda concretos, “empresa diseño web Madrid”, “tiendas Rolex Barcelona”… los usuarios encuentren nuestra web en las primeras posiciones.

El problema radica en que los buscadores tienen cerca de 200 parámetros que valoran el posicionamiento de una web, muchos de ellos son un hermético secreto y fruto de su éxito (si todos supiéramos poner una web en el primer lugar con el 100% de garantía sería el fin del contenido de calidad de los resultados de los buscadores). Así pues NADIE puede garantizarnos el 100% del éxito y quien lo haga miente. Además dicho posicionamiento depende mucho de lo que haga nuestra competencia pues se trata de los primeros puestos y si nosotros hacemos las cosas bien pero la competencia lo hace mejor se pondrán por delante nuestro de nuevo.

Tras aclarar esto podemos por tanto afirmar que el SEO es y debe ser una mejora constante de nuestra web (la competencia cambia e intenta adelantarnos), requiere de profesionales que tengan los suficientes conocimientos para analizar nuestra web y depurar todos los errores de programación que pueda tener, optimizar el código, el rendimiento de velocidad, los términos de búsqueda, los contenidos, los enlaces externos a nuestra web, el análisis de la competencia (tenga la página que tenga)… y esto NO es barato y si lo es, desconfía.

Una tarifa “normal” de una persona con estos conocimientos (por lo general son varias personas muy especializadas y no una sola) oscila alrededor de los 50 €/hora, a partir de ahí sacamos los cálculos con una pequeña horquilla de margen.

¿Realmente sabemos si lo necesitamos?

Si la empresa es profesional debe desaconsejarnos el SEO si no cumplimos ciertos requisitos que hacen que un SEO no tenga sentido y es que no siempre nos interesa hacer un SEO y cito alguno de los casos que lo desaconsejarían:

  • La web NO es apta, bien porque está realizada en flash, muy mal programada, con un proveedor LowCost que tiene su propia herramienta de creación web…
  • Nuestro presupuesto no es suficiente. El SEO NO es barato y cualquier SEO serio no va a bajar nunca de los 100.-€/mes en campañas mínimas de 6 meses, siendo una inversión recomendable de 1.200/3.500 € en total. Buscar alternativas mas baratas es tratar de encontrar el “chollo” y al final que nos enteraremos que es un engaño cuando hayamos hecho la inversión completa sin posibilidad de retorno.
  • No existe retorno de inversión, y es que no en todos los negocios interesa gastarse ese dinero pues por mucho éxito que se tenga en esas palabras posiblemente no tendremos tanto negocio para cubrir el gasto siendo otras herramientas mas útiles y efectivas como son un rediseño web con la optimización del código.
  • Rendimiento inmediato, pues el SEO tiene resultados a medio/largo plazo y para campañas puntuales (navidades, verano, semana blanca…). Si queremos resultados inmediatos tendremos que optar por campañas SEM o Pago por Clic, que tiene visibilidad inmediata.
  • Resultados garantizados, lo único que nos garantiza al 100% que tendremos visibilidad en los buscadores es el pago por clic (Adwords, Facebook, Bing…) siendo el SEO un conjunto de herramientas que optimiza la página y da más posibilidades de aparecer en la búsqueda orgánica.

No pretendemos desalentar a nadie a que renuncie al SEO, lo vemos algo muy interesante pero solo para ciertos casos.

¿Qué nos aporta?

El SEO bien planificado aporta muchísimo pues mejora nuestra web de forma visual y técnica, aumenta nuestros contenidos y la calidad de los mismos, nos genera enlaces de calidad desde fuera dando mayor relevancia a nuestra web… en definitiva, sube el valor de nuestro negocio de forma natural sin artificios de visitas forzadas.

Explicado de otra forma, supondría la diferencia entre contactar a posibles clientes de manera forzada con nuestro negocio porque hemos realizado una excelente publicidad sin darle desde dentro lo que espera o hacer que un montón de gente hable bien de nuestro negocio por su calidad, servicio, políticas de venta… y esperar a que acudan clientes potenciales por su propio pie y convencimiento ¿cual prefiere?

¿Cómo saber con qué empresa contratarlo?

Esto es complicado hasta para nosotros, pues estamos en un mercado donde todo el mundo habla bien de si mismo y difícil es contrastar si están en lo cierto o no, pero si que daríamos unas pautas orientativas.

  • Desconfía de lo barato, pues el SEO necesita de una gran profesionalización y se trata de técnicos cualificados que si además son buenos estarán muy solicitados y rechazaran trabajar por poco.
  • Mejor una empresa que un particular, aunque hay muchos particulares que colaboran con empresas y trabajan por su cuenta haciendo un buen trabajo, no es lo habitual.
  • Menos empresa joven y más veteranía, aunque es cierto que habrá empresas de nueva creación muy competentes y efectivas, también muchos pretenden coger el dinero rápido con tarifas de derribo y luego enfrentarse a los resultados incumplidos.
  • Informes periódicos y seguimiento de resultados, pues el SEO al final son cambios que se hacen en nuestra web, enlaces nuevos, contenidos… que son fáciles de hacerle un seguimiento aunque los resultados no sean siempre los deseados nos muestra el buen camino del trabajo realizado.
  • Recomendaciones es algo que siempre funciona pues si conocemos un caso o varios de éxito de alguna empresa es ir a tiro hecho, aunque su precio sea algo alto para nosotros.

¿Son todos iguales?

La contestación es bien clara, NO!, en realidad lo raro es que existan dos iguales, cada uno apuesta por lo que conoce, Google por ejemplo tiene mas de 200 parámetros de posicionamiento y podemos conocer en el mejor de los casos cerca de 100 de ellos (siendo de los mejores en SEO).

Por norma los mas caros es muy posible que sean de los mejores pero siempre hay intrusos “espabilados” que se cuelan con mucha verborrea y tardamos en calarlos con el consiguiente gasto y pérdida de tiempo.

Los super-baratos y milagrosos directamente huiríamos de ellos pues en muchos casos nos hemos encontrado con clientes tocados por estos “prodigios” y hemos tenido de levantar su web de las cenizas que es donde los ha mandado Google tras ver miles de enlaces a la web sin sentido y técnicas de posicionamiento rápidas pero penalizadas por Google y otros buscadores.

Esto es lo que se conoce en SEO como “Black Hat” que no es otra cosa que ir en contra de las directrices que marcan los buscadores con actuaciones poco éticas que en un primer momento nos dan un crecimiento estelar pero que a medio/largo plazo son poco recomendables y no aportan valor alguno.

Algunas tácticas de Black Hat son el Spinning (creación de un artículo basado en uno original con distintas versiones de forma automática), Cloaking (es la técnica de encubrimiento que muestra una información u otra dependiendo de si es un robot o un usuario quien navega por la web), spam en foros y comentarios en blogs con enlaces a nuestra web, el Keyword Stuffing (poner en exceso las palabras claves dentro de nuestra web).


¿Tienes más dudas?, deja tu comentario o contáctanos.